7 feb. 2012

L.

No poder mirarte es lo que más duele.
No notar tus acaricias es lo que no soporto.
No poder besarte es lo peor del mundo,
pero no sentirte cerca es aun peor.