23 oct. 2011



        No llores porque terminó, 
                 sonríe porque sucedió.